loader image
Home 9 Sala de Prensa 9 Clipping 9 Infobae: El ministro Basterra volvió a destacar el rol de la cadena agroindustrial y habló de fortalecer la relación comercial con EEUU

Infobae: El ministro Basterra volvió a destacar el rol de la cadena agroindustrial y habló de fortalecer la relación comercial con EEUU

12 Aug, 2020

Fue durante una disertación ante los integrantes de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, participó esta tarde de una charla por videoconferencia con los integrantes de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham). En la actualidad, Estados Unidos es el tercer socio comercial de la Argentina, luego de Brasil y China, representando el 1% de las importaciones de productos agroindustriales, de las cuales el 52% van directamente al consumidor, a través de vinos, frutas y hortalizas y miel, entre otros productos.

Bajo el lema “Pensemos juntos el Futuro”, el funcionario analizó el impacto del coronavirus, donde volvió a destacar el esfuerzo de toda la cadena agroindustrial para abastecer con alimentos el mercado interno y externo, y sostuvo que hay que fortalecer la relación comercial entre la Argentina y Estados Unidos. También se refirió a los problemas que plantearon los representantes de la Cámara para la importación de insumos agropecuarios y la imposibilidad de la circulación de los trabajadores esenciales de la actividad agroindustrial, como consecuencia de las restricciones que están implementando algunas provincias.

A partir de que Estados Unidos es actualmente el principal importador mundial de alimentos, el ministro Basterra sostuvo sobre la comercial de la Argentina con dicho mercado: “Tenemos un déficit importante en nuestro relacionamiento comercial con dicho país, pero a su vez se convierte en una gran oportunidad ya que es un mercado que tiene un alto nivel de consumo y nosotros estamos en condiciones de imaginar y diseñar estrategias de productos de alto valor para proveer al mismo”.

Y agregó: “Para nosotros es relevante la relación con el mercado de los Estados Unidos. Sobre la cuota de 20.000 toneladas que otorgó ese país a la Argentina, ha tenido el año pasado una baja cobertura, ya que se utilizó un poco más del 10% de la misma y es algo que nos pareció llamativo. Hay que desarrollar canales y estrategias que sean consistentes en el tiempo para posicionar un producto que está dentro del modelo de consumo norteamericano, y para eso ya hemos iniciado un diálogo con la cámara de importadores”.

Frente al reclamo de la Cámara sobre los problemas para la importación de fertilizantes y otros insumos, como así también a las restricciones a la circular de trabajadores esenciales en medio de la pandemia, el titular de la cartera agropecuaria dijo: “A nosotros también nos preocupa la complejidad que ha adquirido la movilidad de las personas entre provincias, y es comprensible la preocupación que nos han trasladado desde diferentes sectores. También entendemos que el hecho de preservar la no circulación es un objetivo de las provincias. Y en el medio hay que ver cómo se atempera el riesgo de la circulación, y en ese sentido ya hay varias provincias que están trabajando en protocolos específicos. Pero estamos a disposición para seguir trabajando en la búsqueda de una salida a la problemática”.

En relación a los problemas para la importación de insumos agropecuarios, el ministro señaló: “La mayor parte está relativamente resuelta sobre todo en fertilizantes, y en insumos estamos con algunos problemas. Tenemos a integrantes de nuestro gabinete en permanente contacto con el Banco Central para agilizar los trámites de importación”.

En otra parte de la charla, Basterra volvió a elogiar la conformación del Consejo Agroindustrial Argentino: “Es una excelente noticia. Cuando alguien piensa como pienso yo, me pone muy contento. Al momento de hablar de desarrollo el concepto de cadena es mucho más abarcativo, y está la posibilidad generar la sinergia que posibilite que todos empiecen a funcionar mejor cuando tenemos este modelo de articulación. Y que esto venga desde el sector privado, en lo particular me pone muy contento y estimula para pensar en una concreta al complejo momento por el que estamos atravesando”.

En esta jornada, desde dicho Consejo informaron que nuevas entidades se incorporaron a la iniciativa. Estas son: Bodegas de Argentina AC, Cámara Argentina de Fabricantes de Almidones, Glucosas, Derivados y Afines (CAFAGDA), Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), Centro Azucarero Argentino, Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (CAPROVE), Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA), Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA), y la Unión Vitivinícola Argentina. Con estas incorporaciones, el Consejo suma 53 entidades con representación federal en todo el país.

El impacto del coronavirus en la agroindustria

Sobre el presente de la Argentina, atravesada por el coronavirus, el ministro de Agricultura destacó “el trabajo de articulación entre el Gobierno y los actores de la producción para garantizar el abastecimiento de alimentos a la población y el sostenimiento de las exportaciones, fundamentales para afrontar los compromisos externos”.

El funcionario comentó que en lo que va de la pandemia, “los productores fueron resilientes frente al cambio y trabajan actualmente a través de diferentes protocolos. Además, hubo disrupciones en las cadenas de valor por los problemas de logística, por las limitaciones a los movimientos y a la falta de personal. Por otro lado, se registró una caída de la demanda, se agravó la inseguridad alimentaria, y se registraron cambios en los patrones de consumo, donde la sociedad está más informada, hay mayores exigencias en cuestiones sanitarias, sostenibilidad y sustentabilidad”, dijo.

“Comenzamos a articular con los actores de cada una de las áreas para delinear protocolos que nos permitieron salir del campo de la incertidumbre e ingresar al de la prevención del riesgo, y esto hizo que la cadena no tuviera interrupciones. Desde los intereses particulares genuinos debemos avanzar en la construcción de una visión compartida, para que le vaya bien al conjunto, porque nadie se salva solo”, sostuvo Basterra.

También el ministro comentó que desde su área “se continua trabajando en garantizar la cadena de suministro de alimentos, y con buenas prácticas de seguridad e higiene. Por otro lado, se implementan medidas para el fortalecimiento de la agricultura familiar, que es un sector clave para la seguridad alimentaria y erradicación de la pobreza, y de la integración regional y cooperación internacional, donde estamos en permanente contacto con los organismos, profundizamos la relación de intercambio científico tecnológico con Brasil y con Estados Unidos, con quien nos alientan ánimos similares para que las normas sanitarias de algunos países no se conviertan en barreras paraarancelarias”.

El reclamo de los productores por la presión impositiva

Mientras el gobierno nacional estaría analizando el regreso del diferencial arancelario para harina y aceite de soja, que se eliminó en 2018 y que genera una fuerte disputa entre industriales y productores, a cuatro meses del anuncio de compensaciones a las retenciones de la soja para productores de menos de 1.000 toneladas, aún no hay fecha concreta de implementación del beneficio que la administración de Alberto Fernández anunció en marzo pasado, tras incrementar un 3% las retenciones de la oleaginosa.

De acuerdo a los datos oficiales, serían 42.406 los productores que alcanzarían el beneficio, y que en la actualidad equivalen a un 74 % del total. Además, esa cantidad de productores representan el 23% de la producción nacional de soja.

Sobre esta cuestión en particular, en más de una oportunidad el ministro Luis Basterra dijo que la medida estaba atravesando procedimientos técnicos para su entrada en vigencia. El funcionario en sus últimas apariciones en los medios, asumió el compromiso de que el beneficio llegue al productor antes del inicio de la próxima siembra de soja, que tiene su mejor ventana de desarrollo entre octubre y principios de enero, dependiendo de la zona.

“Es una gran materia pendiente el pago de las compensaciones”, dijo Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina. Desde la entidad manifestaron que “mientras que se siguen cobrando retenciones sin considerar el mínimo no imponible que se había solicitado, tampoco se contempló la mayor parte de los pedidos que oportunamente había hecho nuestra entidad. Sentimos esto como una derrota, porque cuando se aprobó la ley de Emergencia Económica se pudo pensar que en su contenido esto quedaba implícito, pero al no explicitarlo ocurrió esta situación de dilación que complica más fuertemente a los pequeños y medianos productores, que tanto necesitan de esta ayuda que venimos reclamando insistentemente”.

Para ver el artículo haz click aquí